Urge Resembrar Zona Norte de Oaxaca para Fortalecer Ecología

Productores derribaron 260 mil plantas

Afectaron 500 hectáreas por falta de apoyo al hule.

Urge plan emergente, necesarios 500 mil árboles

Tuxtepec, Oax.- Se hace urgente que las autoridades municipales y del Estado se coordinen para que se integren programas serios y con presupuesto para los montes y bosques de la región norte de Oaxaca, toda vez que ya son cientos y cientos de hectáreas las afectadas por casi 200 incendios en toda la entidad.

En la región de la Cuenca del Papaloapan y sobre todo en la región de Tuxtepec más de 260,000 árboles de hule hevea fueron derrumbados por incosteabilidad en los últimos tres años, los productores de látex prefirieron vender sus plantaciones a comerciantes de madera, que seguir viviendo en la esperanza de que el gobierno nacional un día se interese en lograr defenderlos del precio internacional, el coyotaje y sobre todo de sus malos líderes (sic).

Esto redujo en mucho la oportunidad de lograr retener las aguas de las escasas lluvias que se han dado en la región de la Cuenca del Papaloapan desde hace algunos años, Actualmente los pastizales secos completamente, son una amenaza ya, con los fuertes calores que azotan la región, tanto ganadero como campesinos sufren la falta de agua, la falta de lluvia y esperan temerosos, o incendios en sus campos o inundaciones y ciclones dado lo atípico del tiempo. Saben que las cosas pueden ir de un extremo al otro.

El apoyo solicitado al FONDEN por el gobierno del Estado, es para la adquisición de equipo para las brigadas de socorristas que participan en la lucha contra los incendios, como los de las Chimalapas, pero se sabe que es la falta de vegetación, de árboles, lo que representa el verdadero problema, el cambio climático se debe principalmente a la deforestación existente y tolerada por las autoridades del ramo.

En menos de tres años se dice, que 500 hectáreas de hule hevea fueron derribadas ante el bajo precio del producto en la región de Tuxtepec, si como lo informó la fuente, se considera que son 520 plantas por hectárea las que recomendó sembrar el histórico FIDHULE de los años 70/80`s, en solo tres años se derrumbaron 260 mil árboles, sólo en la región de Tuxtepec.

Súmele a esto las hectáreas de tierra que cambiaron con o sin autorización el uso del suelo, dejando de ser potreros, cañales, hulares, mángales o montes para convertirse en zona habitables, todo esto en sistemático ataque contra la ecología de la región.

Incendios de pastizales son comunes en este parte de Oaxaca, y las autoridades no ven hacia la necesidad de RESEMBRAR montes cerros y montañas y el mejor ejemplo lo tenemos en la Sierra Juárez ya para llegar a Oaxaca entre las poblaciones El Punto y Guelatao, desde hace décadas solo cerros pelones se ven.

Urge un programa bien avenido con los campesinos y ganaderos, para que en coadyuvancia se logre reforestar la parte norte de Oaxaca, zona recolectora de aguas llovedizas y promotora de las precipitaciones pluviales y enriquecedora de los cauces fluviales de la región.

Los productores de hule hevea que vendieron como madera sus plantaciones, dejaron 500 hectáreas dicen las fuentes, sin árboles, más los que se han venido talando por razones varias hacen necesaria una resiembra demás de 500 mil árboles maderables o frutales, si se toma en cuenta que sólo de hule se sacrificaron un aproximado de 260,000 plantas del hevea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *